Best Hotel Rooms in Seville

The charming city of Seville, one of Europe´s top destinations, is just perfect for visiting all year-round. The hotel scene is growing and improving its quality year after year. There are some classics, always there, and new ones coming to offer a fresh look to the city, so here´s a selection of the best hotel rooms in town according to my views and expertise (and not necessarily in order of importance or quality):

Mercer Sevilla: the latest addition to the luxury hotel list in town, 12 quiet rooms in a former private palace, steps from the cathedral. Their Premium Jr Suite (room number 202) on the 2nd floor, has a charming private terrace that guarantees lots of daylight. Add design furniture and a discreet seamless service, and you´ll have a perfect stay.

Main details: 47sqm, kingsize bed, oak floor, Molton Brown toiletries, designer bathroom and rain shower, complimentary Nespresso coffee maker and minibar.

 

Alfonso XIII: the landmark hotel in town, it walks hand in hand with the history of Seville, a classic in the city and part of Starwood Luxury Collection, this is a historical property that was recently refurbished and shines with all splendor. The Grand Suites (numbers 145 and 247) would be a perfect choice. Each suite is exquisitely decorated in Castilian style. Unique wood carved ceilings and extra-large corner windows offer extra luminosity. Bathrooms with floor to ceiling windows, abundance of marble and tiled in ceramics, double sink, whirlpool bath and separate rainforest shower. These unique suites, reveal the cultural roots of the hotel and the city. The glazed marble floors have intricate designs. The Spanish sun illuminates the room through the large windows overlooking the city center or the beautiful gardens. All windows have double glass to ensure a peaceful stay.

 

Casa 1800: this cozy small boutique hotel, with another sister property in Granada, is located in the middle of the action, yet a quiet property. Room number 302 is a sure bet. Think of a cozy deluxe room with views over the beautiful Giralda tower, private terrace and jacuzzi, fresh flowers, and all details you may expect from a luxury boutique hotel. The attentive service guarantees a lovely stay.

Main details: 25sqm, Molton Brown amenities, laptop safe, outdoor private jacuzzi and terrace, twin or queen beds in the bedroom.

 

Corral del Rey: a little gem in the historical center, this is a lovely boutique hotel with a superb taste for decoration and style. All rooms guarantee a good night sleep, but the Penthouse Suite is probably the star. With a a variety of natural linens, hand weaves and exquisite fabrics, to the silk cushions, bespoke sofas and a 18th century painted panel from a Spanish convent, all provides the unique character and soul of this room. The marble en suite bathroom has a bath and a double rain shower overlooking the Cathedral. The separate living room allows for more comfort and a private roof terrace overlooking the Cathedral offers garden furniture and sun-beds. You have another private terrace with your plunge pool.

Main details: state of the art sound and vision system, 85m2, ipod dock, espresso machine, bathtub…

 

Casas del Rey de BaezaFormerly a traditional neighbourhood patio in the XVIII century, this is one of the most authentic boutique hotels in town, member of the Spanish Hospes boutique hotel company. Exquisitely decorated, and secluded in a very quiet area within the historical center. Very good restaurant and a cool rooftop are some of its highlights. When it comes to any of its 41 rooms, number 18 (deluxe category) is a great selection, with neutral nice colours and a touch of colonial decor.

Main features include tea & coffee facilities, 30-35m2, traditional pottery, carpets and the attentive service this property provides at all times.

09450_OKS_HABITACIONES_SEVILLA_32MAIL_1ca9d0

 

Gran Melia Colon: another classic, this hotel, from the Spanish chain Meliá, has always been popular and was also refurbished not long ago. Its Burladero restaurant is very recommendable, and as an interesting detail, all hotel room doors are decorated with paintings from Spanish masters. The property is part of the Leading Hotels Of The World.

Their signature room is number 703, the Grand Penthouse Suite, including an impressive large private terrace, jacuzzi bath, and all you can expect from a 5-star property. Main features include Clarins amenities, 85m2 + 140m2 terrace, hammocks, dining room, and access to Melia´s exclusive red-level service.

18658_268_z

For a more detailed information on these hotel rooms or other recommendable properties, booking with special treatment and vip service guaranteed, as well as additional travel assistance while in Seville (transfers, restaurant bookings, insider tips, private tours and experiences…), Eduardo Blanco provides a discreet and efficient service in the city, rest of Andalusia and all of Spain. 

Contact details: BlanConcierge

 

 

 

Advertisements

Dentro de la Manzana

Viajar, ya sea por motivos laborales o profesionales, es la mejor manera para darnos cuenta de que no somos mejores ni peores que el resto, que tan sólo somos uno más dentro del enorme puzle de culturas, tradiciones y formas de pensar que tenemos en el mundo.

Dentro de mi profesión, el turismo, viajar es la razón de ser. Y qué mejor ocasión para aprovechar cada desplazamiento y continuar aprendiendo de los buenos profesionales aquí y allá. Esa fue una de las razones que me hizo irme a vivir a Estados Unidos desde mediados de Septiembre hasta principios de Noviembre de este año, concretamente a Nueva York, capital del mundo para muchos y una de mis ciudades favoritas, a la que siempre me gusta volver.

Buenos profesionales en turismo hay en todas partes, y tengo la suerte de conocer a muchos de ellos, compañeros y amigos, por lo que no era necesario irme fuera de España. Pero la idea es otra. La idea es vivir otros puntos de vista, otras formas de trabajar. El mercado norteamericano, en el sector turístico, es bajo mi punto de vista, excelente. No sólo por la calidad del cliente (siempre dentro del entorno del turismo de lujo al que me dedico), sino por los métodos de trabajo de los agentes de viajes y profesionales dedicados a ello. Los norteamericanos tienen algo que saben hacer a la perfección: saben vender. Y en ese aspecto, en España estamos aún muy lejos.

No creo que se trate de criticar a cómo promocionamos el turismo en España. De hecho, somos uno de los países más visitados del mundo, por tanto un ejemplo a imitar por los demás. Pero en mi opinión, somos un mercado que vive de la renta, y que necesita renovarse o moriremos de éxito. Las felicitaciones por obtener un récord de visitantes son bienvenidas, pero la calidad de los mismos deja bastante que desear. Por ello, me preocupé en preguntar a muchos de los profesionales turísticos y clientes con los que estuve en Nueva York sobre España, sobre sus impresiones y puntos de vista.

Al preguntar sobre qué idea tenían de España recientemente, la gran mayoría me habló de modernidad, museos, cultura y gastronomía, algo positivo pues hace varios años quizás algunos de esos conceptos no habrían aparecido.

Ante mi pregunta si recibían información o noticias puntuales sobre España como destino, muchos respondieron que sí pero con matices, pues esa información les llegaba de forma intermitente, o con noticias repetitivas o ya habituales. Y al consultar sobre las palabras que aparecen en su mente al hablar sobre el turismo en España, la réplica es aplastante: sol, playas, tapas. La España de siempre, la que tan bien promocionamos a principios de los 70, y cuyo cliché sigue anclado en la mente de todos. Afortunadamente, otros conceptos han ido añadiéndose: la cultura, la gastronomía (fundamental en mi opinión) y las compras. Mi mercado es el turismo de lujo, pero cuando pregunté sobre si España es un destino de este tipo, la gran mayoría me dice que no lo ve así, salvo excepciones. Y la razón es obvia: el servicio.

No se trata de desprendernos de lo que nos ha dado de comer desde hace años (y sigue haciéndolo), sino de modernizarlo, renovarlo, darle un giro. El turismo de calidad que llega desde Estados Unidos (y desde muchos otros países), está acostumbrado a un trato personal, a no esperar, y nuestra mentalidad, nuestra idiosincrasia, nos hace tener que esforzarnos para ello. Dentro del turismo de lujo, tan sólo hemos empezado a andar, mientras otros países llevan ya un buen trecho. Y precisamente por ello debemos mirar al que lo hace bien, al que sabe, aprender de los demás, y aplicar posteriormente nuestro propio toque para diferenciarnos del resto.

Mi ciudad, Sevilla, es una de las ciudades con mayor crecimiento turístico en los últimos años. Algunos de los agentes con los que estuve en Estados Unidos me comentaban que su imagen de la ciudad es difusa. Si les hablo de la gastronomía y tapas, varios se sorprenden cuando les digo que Sevilla es la cuna del tapeo. Ah, ¿pero y Barcelona? – me dicen. No todos aciertan a decirme un monumento de la ciudad, pero varios me hablan de Málaga y sus museos, la Alhambra de Granada… y me preguntan si hay buenas conexiones a Sevilla. El cliente de alto nivel no quiere hacer muchos transbordos ni conexiones.

Nos queda mucho por hacer, pero creo que vamos por el buen camino. Algunas cosas esenciales, en mi opinión, para ir situando Sevilla, Andalucía y por ende, España, en el concierto internacional de destinos exclusivos, son:

Infraestructuras – conexiones aéreas y aeropuertos bien conectados a la ciudad. Imprescindible.

Alojamiento – hoteles que ofrezcan trato personalizado. Tenemos muchos hoteles de 5 estrellas, pero muy pocos hoteles de lujo.

Servicio – lo más importante, las personas que lo hacen posible, la base de todo. Cambiar nuestra mentalidad, entender que el cliente es el protagonista, formarse adecuadamente, idiomas, dedicación.

Experiencia – ciudades para pasear, tecnológicamente preparadas, museos y tiendas abiertos más si cabe (el turismo de lujo no entiende porqué un domingo no se puede ir de compras).

Diferenciación – Vender siempre lo mismo tiene fecha de caducidad. Hay que ser creativo, sorprender, ser diferente al resto. Todos mis clientes me piden experiencias nuevas, exclusividad, y servicio.

En España tenemos algo que no tienen los demás: alegría, gente abierta, buen tiempo, ganas de vivir. Si dejamos de pensar que somos los mejores y que aquí se vive mejor que en ningún sitio (cierto sin duda, pero relativo), y ofrecemos toda esa capacidad de potenciar lo nuestro entre nosotros y lo trasladamos fuera, esa será la clave para desarrollar un turismo de calidad y que satisfaga todas las necesidades de quienes nos visitan. No se trata de cambiar para los demás, sino adaptarnos a la vez que mantenemos nuestra propia esencia. Tenemos un potencial impresionante, tan sólo falta canalizarlo de forma exitosa. Y en eso andamos.

Sevilla in summer

Restaurante-El-Mirador_image_line

As a local, I am in love with Sevilla, my hometown. And although summertime is the season when the city remains quiet, it´s also the time to visit it despite the hot weather. There are plenty of summer terraces and rooftops with fantastic city views, either for drinks or dinner. Check some of the best ones on this post (thanks to my friend Shawn) .  I also recommend dining out with views at places like the Vincci La Rabida or Fontecruz hotels.

Continue reading